Los principales tipos de café que puedes pedir en una cafetería

Los principales tipos de café que puedes pedir en una cafetería

¿Alguna vez te has parado a pensar en la cantidad de tipos y variedades de café que existen? Son muchísimas, desde los tradicionales café solo, con leche o carajillo a los más sofisticados como el frappelatte o el café bany. Pero además no es que únicamente existan muchas opciones de café distintas sino que se pueden llamar de multitud de maneras diferentes. 

El verano pasado viajé a Málaga y en esta ciudad española tienen una forma única de pedir los cafés. La verdad que es una opción con grandes ventajas porque el camarero sabe exactamente lo que quieres, por lo que si pides un café cortado y te gusta con un poco más de leche de lo normal difícilmente te lo traerá a tu gusto. Pues en Málaga cuentan con diferentes nombres al café en función de la cantidad de leche o café. Por ejemplo, el café nube sería muchísima leche y un chorrito de café, el café sombra sería un poquito más de café que la nube, el café mitad sería mitad de leche y mitad de café. Y desde el café mitad hasta el café solo´(100% café)  existen hasta cuatro tipos de café en los que se va disminuyendo la cantidad de leche poco a poco. Así tras el café mitad está el café solo corto, el semi largo, el largo y ya el café solo. Si quieres descubrir todos los tipos de café que se pueden pedir en Málaga te recomendamos leer un completo artículo de la revista de viajes Escapes  (accede pinchando aquí).

Así, puede resultar complicado pedir un café en una cafetería. Por lo que en este artículo hemos reunido los principales tipos de café que se pueden encontrar en cualquier establecimiento hostelero. 

· Café espresso o solo 

Este tipo de café es uno de los más tradicionales y con los que es difícil no acertar ya que tan solo contiene café. Pero su calidad depende de la materia prima, la máquina con la que se realice y la habilidad del camarero para prepararlo. Se suele servir en tazas pequeñas, pero si quieres que sea más grande siempre puedes pedir un café solo doble. 

· Café con leche 

Otro de los clásicos es el café con leche, que básicamente es eso, café y leche que se suele servir en tazas más grandes que el cortado o el café solo. Además contiene más cantidad de leche que otros tipos de café como el cortado o el manchado.  

· Café macchiato o manchado 

El café macchiato o manchado  es un café espresso con leche, normalmente emulsionada o con bastante espuma y que suele contener menos cantidad de leche que el café con leche. Sería como el café cortado en cuanto a cantidades. 

· Café descafeinado 

Si la cafeína te afecta para dormir o el descanso puedes optar por pedir un descafeinado. Y dentro de los cafés descafeinados puede elegir que sea de sobre o de máquina y tomarlo solo o con leche. 

· Café bombón 

Este tipo de café es para los amantes del dulce, ya que no se utiliza leche para su elaboración, sino que se emplea leche condensada. “El café bombón, también conocido como café albino se prepara con una base de leche condensada sobre la que se añade el café. Se suele servir en tazas de cristal para apreciar la diferencia de texturas y color entre el café y la leche condensada”, explican desde El Molí Pan y Café, franquicia de cafetería y panadería en la que preparan unos cafés de escándalo. También hay que destacar la textura de esta bebida, que es más espesa por la leche condensada. 

· Capuchino 

Este tipo de café era bastante desconocido en España hace unos años, pero hoy en día se puede tomar en cualquier cafetería. El capuchino se elabora con una parte de café, leche caliente emulsionada y se espolvorea por encima un poco de cacao, lo que le otorga su sabor característico.  En algunos casos también suele llevar canela que potencia todavía más el sabor y aroma de esta bebida. 

· Café bany 

Este tipo de café es otra opción dulce, ya que contiene sirope de caramelo. Se elabora con café espresso, leche, azúcar y sirope de caramelo. 

· Frappelatte

Si te encanta el café frío la mejor opción puede ser optar por un frappelatte, que se trata de una combinación de café y hielo. En función de la cafetería emplearán una receta u otra, en algunos casos directamente es granizado de café con leche o también suele ser hielo picado con café y leche. 

· Affogato 

Otra opción de café frío es el affogato, que se prepara con café espresso y una bola de helado que suele ser de vainilla, pero en algunos casos también se puede optar por helado de nata. 

· Carajillo 

Y el último café del que vamos a hablar se trata del carajillo, una combinación de café y alcohol. Se pueden usar varios licores para esta bebida como anís, orujo, whisky, ron o coñac. Y se puede tomar con o sin hielo. 

Deja una respuesta