¡Claro que podemos ser ágiles al abrir una empresa en España!

¡Claro que podemos ser ágiles al abrir una empresa en España!

Durante los últimos años, hemos escuchado a muchas personas decir que la creación de empresas en España es una profesión de riesgo y que son demasiados los trámites que tenemos que resolver para tratar de comenzar a implementar nuestro proyecto. La verdad es que todas esas quejas están cargadas de fundamentos. En España tenemos una cierta obsesión por la burocracia que es capaz de hacer que la persona más paciente se desespere. Por desgracia, no hay visos de que la situación pueda cambiar en los próximos años, así que lo mejor es que busquemos la mejor manera de combatir este problema.

Ahora bien, una cosa sí os podemos asegurar: en España sigue siendo posible abrir empresas y generar empleo. ¡Claro que sí! Es evidente que siempre será necesario apostar por resolver cualquier problema de índole burocrático de la mano de alguna gestoría o asesoría que nos pueda brindar una mayor rapidez en todo lo que tiene que ver con este proceso. Esa es la mejor manera de combatir la burocracia, porque, a pesar de que ésta supone un problema, ese problema tiene una solución que no podemos dejar escapar.

Si queremos abrir una empresa en la menor cantidad de tiempo posible, es obvio que tenemos que confiar en la experiencia de alguna entidad en materia burocrática. ¡Que el papeleo no dinamite nuestras esperanzas! Es posible resolver todos los trámites en apenas unas semanas si se cuenta con el profesional adecuado. Eso es lo que nos han transmitido los profesionales de Trámites Fáciles Santander, una entidad que se encuentra especializada precisamente en este tipo de cuestiones. Sus profesionales nos han comentado que, en los últimos años, tiempos en los que ha sido necesario hacer más fácil la creación de empleo, han conseguido, gracias a su trabajo, que el conjunto de emprendedores que han confiado en ellos tenga abierta su empresa con una celeridad inusitada. Y es que, aunque nos encontremos en el país del papeleo, ¡claro que podemos ser ágiles al abrir una empresa en España!

La problemática viene cuando no se ha confiado en los profesionales adecuados. Si a eso le sumamos las trabas que muchas veces se dan desde el sector público es evidente que queda claro el hecho de que España tiene que mejorar en lo que respecta a su burocracia, una burocracia que viene dando problemas desde hace varios siglos y que, con diferentes sistemas políticos e ideologías en el poder, no hemos sido capaces de resolver. La verdad es que ya es hora de que nos demos cuenta de que este es un problema de grandes dimensiones.

¡Se puede hacer! 

Pero no queremos que os vayáis con la cabeza baja tras haber leído este artículo. Y es que, aunque hay motivos para cabrearse, como os hemos comentado sigue siendo posible abrir empresas en España. A continuación os vamos a demostrar, con algunos de los datos a los que hemos tenido acceso gracias a los medios de comunicación, que España es un país en el que ha crecido el número de empresas en la actualidad más reciente. Y es que es esa una de las claves para conseguir una mejora en lo que respecta a la actividad económica del país.

El portal web Europa Press informaba de que, en 2018, había crecido el número de empresas en España en más de 80.000, algo que realmente es importante y que tiene buena parte de la culpa de que haya bajado el paro de un tiempo a esta parte y de que, por tanto, la economía de una nación como la nuestra haya mejorado de una manera sustancial en los últimos tiempos. Estas 80.000 empresas son el mejor ejemplo de que hay cosas que se pueden combatir de una manera eficiente, como por ejemplo a la burocracia de este país.

Otro portal web, en este caso Empresa Actual, informaba de que, según sus datos, han sido más de 96.000 las empresas que han abierto durante el mismo periodo de tiempo. La verdad es que son muchas las personas que han desafiado a uno de los problemas más tediosos que tienen que ver con este país y que, gracias al hecho de contar con la ayuda adecuada, han visto mejorada su eficacia para constituir una entidad con ánimo de lucro.

Dicen que nunca hay que perder la esperanza. Un emprendedor es una persona a la que cuesta mucho batir y ese es el motivo por el que todavía, a pesar de los problemas y los líos que ocasiona el simple hecho de abrir una empresa, todavía hay gente que lo sigue intentando. Son esas personas las que nos pueden decir que sí, que se puede. Que es posible todavía en España cumplir nuestros sueños y hacerlo sin que para ello tengamos que esperar años. Por eso, os animamos a que sigáis persiguiendo vuestros sueños. Eso sí, os recomendamos hacerlo con gente que sepa de esto. Si no, tendréis menos opciones de salir airosos de la siempre peligrosa burocracia española.

 

Deja una respuesta