Jugar a la lotería ya es algo más que una tradición en nuestro país

Jugar a la lotería ya es algo más que una tradición en nuestro país

¿Quién no ha sentido mariposas en el estómago cuando ha jugado alguna vez a la lotería? La posibilidad, aunque no sea grande, de hacerse millonario es algo que nos seduce a todos y a todas. Es natural y lógico. No cabe la menor duda de que todo el mundo alberga una esperanza de que, en alguna ocasión, la suerte le sonría y que eso le permita tapar algunos agujeros que pueda tener en materia económica. Desde luego, muchas de las personas que han tenido algo de fortuna ya han manifestado que eso les ha hecho la vida más tranquila. Merece la pena intentar que, al menos, podamos correr la misma suerte.

En España, jugar a la lotería es algo que ya tiene una tradición con solera. Según una estadística publicada por la página web Statista, más del 60% de hombres y mujeres de nuestro país invirtió dinero en juegos de azar presencial en España durante el año 2019, mientras que también se empezó a desarrollar el tema de juegos de azar vía online (un 9’1% de los hombres invirtió el dinero a través de este canal y un 4’2% de mujeres hizo lo propio).

Según una noticia que fue publicada en la web de RTVE, el sorteo de lotería que más éxito tiene en España es el de la Lotería de Navidad. Es algo lógico y normal porque es al que más cobertura televisiva y publicitaria se le otorga. Además, el segundo en popularidad es el del Niño. Entre finales de diciembre y principios de enero hay una verdadera fiebre por el juego de azar en España. Y es que son muchas las familias que ponen esperanzas en ello. No es para menos teniendo en cuenta la cantidad de asuntos que podemos resolver con ese dinero que nos pueda tocar. Hasta nuestra propia vida puede quedar resuelta.

La lotería es una de las grandes ilusiones de la gente. Ha sido así desde hace muchísimas décadas y, en España, jugar a diferentes sorteos ya forma parte de la rutina de una gran cantidad de personas. Nos lo han contado en una conversación reciente los profesionales de Diosa Fortuna, quienes también han hecho incidencia en el aumento de participantes de la Primitiva, la Bonoloto o el Euromillones en los últimos tiempos, especialmente desde que la participación también se puede gestionar a través de Internet, sin la necesidad de acudir a ningún sitio para efectuarla.

Una buena manera de hacer piña con amigos o colegas del trabajo

En muchas ocasiones, jugar a la lotería no solo sirve para tener una posibilidad de ganar un dinero extra que nos pueda venir bien para gestionar esos gastos que queremos tapar, o para darnos un capricho. En ocasiones, el juego de la lotería, sea el sorteo que sea, sirve para que un grupo de gente haga piña, compartiendo un número y persiguiendo ese objetivo común que no es otro que el premio monetario del sorteo en cuestión. Cada vez hay más participaciones de este tipo en España y parece que van a seguir estando a la orden del día en el interior de nuestras fronteras.

La verdad es que, en caso de una empresa o en el departamento de una empresa, que los compañeros y compañeras hagan este tipo de cosas juntos hace que se generen vínculos que, de otra manera, sería más complicado que apareciesen. Esto le viene de perlas a nuestro trabajo diario, porque si dos personas ya se conocen y han hecho cosas juntas, por mucho que no hayan tenido nada que ver con el trabajo, serán más eficientes. Si, además de todo eso, estas personas empiezan a cogerse cariño, que es lo normal, mejor todavía para los intereses de su departamento.

Lo que está claro es que la lotería se ha convertido en algo de lo más cotidiano. Desde luego, lo que es evidente es que es algo que siempre ha tenido mucha visibilidad y que, en efecto. Mucha gente, como mínimo, se ha planteado jugar en alguno de los sorteos en alguna ocasión. Y ese ya es uno de los síntomas que pone de manifiesto que la lotería es parte de la vida de miles y miles de personas en todo el país.

Tenemos bien claro que son muchas las personas que van a seguir jugando a la lotería en cualquiera de sus variantes en España de cara a los próximos años. Y es que es mucho más que una tradición. Aunque es verdad que jugar con responsabilidad es algo que siempre ha de ser tenido en cuenta, el perfil de personas que participa en alguno de los sorteos que hemos comentado cumple con esa responsabilidad de la que acabamos de hablar y que tan importante resulta para su bienestar y el de quienes están a su alrededor.

Deja una respuesta