Qué hacer en una escapada rural por Albacete

Qué hacer en una escapada rural por Albacete

Gracias al agua, esta región de Castilla-La Mancha, llena de magia y color, puede presumir de increíbles campos de cultivo, que se entremezclan con las verdes y altas montañas, creando una autentica visión natural.

Además, a esta riqueza paisajística, llena de variedad en flora y fauna, hay que sumarle la belleza de sus pueblos. Auténticos rincones por explorar donde te enamorará la amabilidad de su gente, sus tradiciones y su cultura.

Albacete es perfecto para una escapada rural en cualquier momento del año, sobre todo en primavera y otoño. No obstante, lo que hace más atractivo a este lugar en la época de verano es que gracias al buen tiempo podrás disfrutar de los deportes de aventura al aire libre y las fiestas que toman las calles de algunos de sus pueblos. Por ejemplo, está la fiesta de San Juan Bautista en la capital, que ofrece una semana llena de actividades y eventos para todas las edades, incluyendo un desfile de antorchas hasta el Ayuntamiento, en donde se enciende una gran hoguera para el gran final.

Como ves, Albacete está lleno de planes al aire libre, y aquí te recomendamos los mejores de la zona, gracias a la ayuda de nuestros amigos de la finca rural en Albacete, Cortijo el Sapillo.

Un paseo por el Parque Natural del Río Mundo y de la Sima

En la cueva de Los Chorros, en el Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, existe una caudalosa cascada, conocida como El Mundo, que cae a casi 100 metros de altura.

La misma es un increíble espectáculo que se produce, principalmente, en invierno y primavera, después de la época de lluvias. El agua y la nieve acumulada en el calar hacen reventar la cueva, por lo que el agua cae creando saltos y cascadas dando lugar al fenómeno conocido con el Reventón.

Así, el hermoso sonido de la corriente te acompañará durante toda tu ruta por el parque; la cual se trata de un recorrido de dos horas, ida y vuelta, por  varios tramos con escaleras de piedra cuya pendiente va aumentando según ascendemos. Además de la oportunidad de poder practicar actividades de espeleología en la cueva de Los Chorros.

Ruta por los cañones del río Mundo

Si el nacimiento del Mundo te parece algo increíble, los cañones que llegan casi hasta el final te dejarán con la boca abierta. Se trata del cañón de los Almadenes, en Las Minas, en los alrededores de Hellín.

Durante el recorrido hay varias pasarelas metálicas que van junto al cauce del río, entre los que podrás cruzar los puentes de Isso, de estilo romano; el puente de Agramón; y la cola del pantano, la entrada del río al embalse de Camarillas donde es posible refrescarse en sus playas.

Kayak en el río Júcar

Los más aventureros también encontrarán plan en Albacete, específicamente en el curso medio del río Júcar.

Colindando con Valencia están las hoces del Cabriel, donde se puede alquilar un kayak para descender por el río; el cual también es una zona muy popular de avistamiento de aves.

Algunos de los puntos más recomendados son los pueblos Alcalá del Júcar y Jorquera, donde los meandros que hace el río Júcar a la altura de ambas localidades deja una estampa pintoresca. Además, su parte más alta está coronada por el castillo, de origen árabe. A sus pies se puede cruzar su puente, del siglo XVIII; y visitar algunas cuevas como la del Diablo ,la de Garanden o la de Masagó. Todo esto sin mencionar la enorme oferta de actividades de aventura como rafting, puenting, barranquismo y paddle surf con la que te toparás en este pueblo.

Las maravillas del Parque Natural de Lagunas de Ruidera

Las lagunas de Ruidera son un oasis en medio de la comarca Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel, que se trata de una de las mejores representaciones de lagos formados por la acumulación de carbonato cálcico; gracias a lo cual, se pueden ver cascadas entre las diferentes lagunas.

En esta zona de La Mancha húmeda, también se pueden avistar hasta 250 especies de aves, algunas de ellas acuáticas. Además, que el parque dispone de diferentes rutas para recorrerlo a pie o en bicicleta. Algunas de ellas llegan hasta castillos, como el de Peñarroya –con 21 kilómetros es uno de los trayectos más largos– y el de Rochafrida; o también se pueden hacer la senda de la cueva de Montesinos, la del Pie de Enmedio y la del Camino de la Casa del Cerro.

Y por si fuera poco, las bellas lagunas del lugar también son perfectas para recorrerlas en kayak o para ser inspeccionadas mientras realizamos snorkel.

Visita al Parque Arqueológico Tolmo de Minateda

Albacete también tiene plan para los amantes de la cultura en Tolmo de Minateda, el conjunto arqueológico más importante de Albacete.

Su importancia se debe a su situación, que desde la Edad de Bronce y hasta el siglo X d.C permitía controlar el cruce de caminos entre Albacete, Murcia y Alicante. Así, en el recinto se construyeron murallas, puertas y sistemas defensivos.

Durante las múltiples excavaciones que se han realizado en el lugar, se han encontrado algunos enseres como joyas, utensilios y ropa que están expuestos en el Museo Comarcal de Hellín.

Por último, en el Campo de Montiel también se puede visitar la colonia romana de Libisosa, en Lezuza ,que cuenta con más de 2.800 años de historia.

Pinturas rupestres

Por otro lado, Albacete es rico en pinturas rupestres. La mayor parte de sus cuevas pertenecen al arte rupestre levantino, como las de Alpera, Minateda, Nerpio, Letur, y Socovos; y algunas de ellas están muy bien conservadas.

Rutas gastronómicas

Gracias a sus condiciones climatológicas, los campos de Albacete son idóneos para el cultivo de la vid. Algunos de los más populares y extensos son los que están en Villarrobledo, su término municipal es el mayor viñedo del mundo

También se puede realizar las rutas enoturísticas en la comarcas de Mancha Júcar- Centro y Sierra de Alcaraz, para hacer una parada en algunas bodegas de Villarrobledo, El Bonillo, Ossa de Montiel o La Roda. Y recorrer las rutas del vino de La Manchuela.

Todas estas tienen Denominación de Origen y disponen de enormes campos de viñedos y bodegas donde degustar vinos ecológicos como en Casas Ibáñez, Villamalea, Casas de J Núñez o Fuentealbilla.

Otra de las denominaciones propias son la Denominación de origen Almansa, Jumilla y los vinos de pago y la IGP.

La Ruta de Don Quijote

Por último, pero quizá más importante en el año 2005, el gobierno de Castilla la Mancha acondicionó numerosas rutas entre los pueblos y lugares que se mencionan en el Quijote para que tanto senderistas como cicloturistas pudieran disfrutar de la tierra manchega esbozada en la famosa obra.

Actualmente existen 2.500 kilómetros de rutas divididos en 10 rutas o tramos que atraviesan 148 pueblos, además de ríos, parques como las Lagunas de Ruidera y otros lugares de interés. Este es el itinerario total con todos los tramos:

Cuatro primeros tramos: Toledo, Cuenca y Ciudad Real

Los cuatro primeros tramos se pueden realizar seguidos, para aquellos quiera emplear un par de semanas:

  • Tramo 1:Parte de Toledo capital hasta San Clemente, en Cuenca,  pasando por pueblos como Quintanar de la Orden o el popular pueblo del Toboso. Esto con una distancia de 161 kilómetros.
  • Tramo 2: Distancia de 100 kilómetros por San Clemente-Villanueva de los Infantes. Se atraviesan pueblos como Villarrobledo, Ossa de Montiel por un Itinerario y Las Lagunas de Ruidera por otro.
  • Tramo 3: Villanueva de los Infantes a Almagro y Calatrava la Nueva. La Ruta (de 98 km) se adentra en tierras de Calatrava y se pasa por Moral de Calatrava, Almagro, Calzada de Calatrava hasta llegar al Castillo de Calatrava la Nueva y Sacro Convento.
  • Tramo 4: Calatrava la Nueva a Valle de Alcudia y vuelta a Campo de Calatrava.

Seis siguientes tramos

Los restantes tramos no están conectados entre sí de forma continua, aunque si atraviesan alguna población de las mencionadas anteriormente.

  • Tramo 5: Distancia 104 kilómetros. Albacete a Alcaraz y Bienservida. Se atraviesan Alcaraz y su sierra, Bazalote, el pueblo de Robledo hasta llegar a Bienservida.
  • Tramo 6: 91 km desde la Roda a los Campos de Montiel. Se pasa por el Bonillo, pueblo famoso por su artesanía en mimbre y por Villahermosa.
  • Tramo 7: Campo de Criptana a Tomelloso, Argamasilla del Alba y La Solana. Se atraviesan los citados pueblos además de Arenales de San Gregorio. Distancia de 63 kilómetros.
  • Tramo 8: Almagro, Ciudad Real, Consuegra y Toledo. Se atraviesan pueblos como Malagón, Urda, Manzanaque y Villaminaya. Distancia de 159 kilómetros.
  • Tramo 9: Distancia de 16 kilómetros por Esquivias a Illescas y Carranque. Se recorren zonas urbanizadas.
  • Tramo 10: Hoz del Río Dulce a Sigüenza y Atienza. Una distancia de 37 kilómetros que comienza en el parque natural para recorrer algunas de las mejores zonas de Guadalajara.

 

Deja una respuesta