El sector del automóvil sigue recuperándose tras la crisis

El sector del automóvil sigue recuperándose tras la crisis

La gente tiene claro que disponer de un coche propio hace que ganemos en libertad. No cabe la menor duda de que disponer de un coche hace que no tengamos que estar a merced del transporte público, cuyos horarios y retrasos parece estar enfureciendo a cada día una cantidad de gente mayor. Desde luego, es evidente que hay que valorar todas las ventajas asociadas a este tipo de productos y valorar, a su vez, si no nos merecería la pena apostar por comprar un coche teniendo en cuenta todo lo que vamos a poder hacer gracias a ello.

El del automóvil fue uno de los sectores de producción que más sufrió los efectos de la crisis económica que se desató allá por el año 2008 en todo el mundo y que dejó a millones de parados en todo el mundo. Sin embargo, en los últimos años esta actividad se ha ido recuperando y ha conseguido firmar unos datos que, desde luego, nos permiten decir y asegurar a ciencia cierta que se ha ido todo el peligro que la crisis llevaba asociado de alguna manera. Y la verdad es que eso es como para celebrar.

Las ventas de coches en España, desde luego, se han consolidado en los últimos años. Un artículo que fue publicado en el portal web de La Vanguardia informaba de que la venta de coches nuevos en 2018 había cerrado al alza, lo que supone un aumento del 6’9% según datos de ANFAC, la patronal de este sector, que además cifraba el número total de coches nuevos vendidos en 1’32 millones. Son cifras que invitaban al optimismo y que, desde luego, ponen de manifiesto que se puede seguir confiando en una actividad como la automovilística al menos en el interior de nuestras fronteras.

En lo que respetaba al mismo año, el diario Sport aseguraba que las ventas de coches en Europa habían crecido en un 0’1%. O lo que es lo mismo: en España estaba creciendo el sector automovilístico en mayor medida que en países que son expertos en lo que tiene que ver con esta industria, como Alemania u Holanda. Y eso, desde luego, es como para estar bastante orgullosos de lo que estamos haciendo y lo que estamos construyendo en los últimos años en nuestro país pese a todas las dificultades de índole económico que se han producido de un tiempo a esta parte.

El sector automovilístico, a pesar de todas las dificultades a las que ha sido sometido durante los últimos años, ha seguido exhibiendo músculo. Así nos lo han confirmado los profesionales de Transportes Trans Thalia, una entidad dedicada al transporte de vehículos por carretera y que suele transportar los coches que mucha gente compra en el extranjero hasta la puerta de sus casas. Esos profesionales han experimentado un aumento en lo que tiene que ver con su carga de trabajo en los últimos meses y no cabe la menor duda de que esa es una de las mejores noticias que podíamos obtener.

La transición hacia los coches híbridos y eléctricos, la principal responsable

Son varios los factores que han hecho posible que el sector haya recuperado la potencia que tenía en otros momentos de su historia. Uno de ellos, el que consideramos más importante, es esa transición hacia los coches híbridos y eléctricos, que es una de las grandes causas por las cuales la gente está empezando a considerar la posibilidad de comprar un coche nuevo. Y es que, teniendo en cuenta que muchos gobiernos municipales están empezando a poner restricciones a la circulación de vehículos más antiguos, es inevitable plantearse comprar un híbrido o eléctrico.

De hecho, los profesionales que tienen una cierta relación con este tipo de sectores reconocen lo que hemos comentado en los párrafos anteriores. La necesidad de adquirir un coche que tenga este tipo de características es vital para conservar esa libertad que nos proporciona el hecho de disponer de un vehículo propio. Y, además, esto demuestra que existe una conciencia social bastante elevada en pos del cuidado de nuestro medio ambiente, al que tenemos que mimar en estos momentos tan difíciles para su realidad.

Está claro que un coche siempre va a ser un elemento que podemos catalogar como indispensable para tratar de asegurar nuestra felicidad. Pero es evidente que un coche sufre una cierta obsolescencia con independencia de su marca o de su tamaño. Por eso es importante que valoremos siempre la compra de un coche que sea nuevo y que se ajuste mucho más a las necesidades de una sociedad que se ha transformado de una manera bastante importante en los últimos tiempos y que requiere de otro tipo de objetos y vehículos.

 

 

 

Deja una respuesta