Realidad virtual e interiorismo

Compartir esta publicacion

El diseño de interiores es todo un arte. Los profesionales que, como Sebastian Bayona y su larga trayectoria en todo lo relacionado con el diseño de espacios, se encargan de esta tarea, deben conjugar convenientemente, una serie de factores para crear espacios y entornos, únicos.

Para hacer realidad esas ideas que nacen de las propuestas que los clientes hacen a los diseñadores, antes hay que plasmarlas sobre algo palpable. Convertir en imágenes los pensamientos para darles y vida, antes de trasladarlos al espacio físico. Durante décadas, los diseñadores se valían de su vena artística para plasmar sus creaciones: papel y lápiz, como se suele decir y grandes dosis de ingenio, aunados a una excelente capacidad visual y espacial en sus mentes, para concebir, esos lugares únicos.

Saber colocar cada parte del mobiliario, combinar colores y elementos, adaptarse a los espacios y su estructura o saber cuando hay que ir más allá y, reformar, es algo que no todos sabemos o somos capaces de hacer. De ahí que exista, esta interesante profesión.

La complicación de esta tarea es la necesidad de hacer los preparativos mentalmente para luego pasarlos al papel y, de ahí, a la realidad. Imaginar lo inimaginable y que quede bien una vez finalizado el proyecto, constituye para los que no tienen esa capacidad, un acto heroico. No resulta fácil saber donde quedará bien el jarrón si carecemos de las condiciones reales y debemos hacerlo en nuestra mente, donde todo puede quedarnos fenomenal. Sin embargo, para los diseñadores, esto resulta en extremo sencillo. Por si fuera poco con su propio y personal talento y sus capacidades, desde hace unas décadas, además, cuentan con el soporte informático adecuado.

El sector dispone de excelentes softwares de diseño que no solo agilizan su trabajo, lo optimizan y pulen hasta obtener el mejor de los resultados. Como no era suficiente, la tecnología les concede un último deseo: realidad virtual y aumentada. Gracias a estos avances, el diseño da un paso más y evoluciona hacia el mundo virtual, con las innumerables opciones y posibilidades que ofrece y plantea.

Tecnología al rescate

Aunque no hay nada que rescatar en este campo, la tecnología siempre presta auxilio ante cualquier situación. Es un hecho constatable y certero, pues forma parte de nuestras vidas y, actualmente esta presente en todos los sectores. El mundo del diseño, también se beneficia sustancialmente de la tecnología. El uso adecuado de la tecnología conduce a un mejor resultado final de los trabajos.

En la actualidad, los diseñadores de interiores, cuentan con una excelente manera de hacer ver a sus clientes, el espacio soñado con todo detalle, de tal manera que, resulte toda una experiencia inmersiva en la que pueda moverse a su antojo por el espacio.

Si bien, antes, esto se lograba a base de dibujos y planos, ahora, la infografía, el Render 3D y la realidad virtual, hacen posible, pasear por ese espacio antes de crearlo. En los últimos tiempos, el interiorismo ha viso en la realidad virtual, todo el potencial necesario para que su trabajo, se acerque a la perfección más absoluta.

Como evolución lógica, la realidad virtual era el paso inevitable. Lo que hace unos años, parecía una mera ficción, es ya una realidad presente en nuestra sociedad. Todavía queda un largo camino por recorrer de la mano de esta nueva realidad, pero en la actualidad, se trata de una herramienta que cuenta cada vez, con una mayor presencia dentro del tejido empresarial. Sectores como la salud o la construcción, se sirven cada vez más de la realidad virtual o aumentada para sus tratamientos y proyectos, respectivamente.

Hasta hace poco, los renders, eran los que permitían simular esa realidad sin la necesidad de crear todo el entorno con su correspondiente decoración y mobiliario. Los software de diseño existentes, permiten dibujar con suma facilidad (si sabes utilizar bien el programa, sea dicho ya de paso) cualquier escena, con sus texturas en el mobiliario, renderizarlo y obtener una imagen de calidad fotorrealista. A medida que han ido pasando los años y se han ido implementado mejoras en los programas, las fotos virtuales, han logrado alcanzar tales niveles de calidad que resulta imposible distinguir la foto real de la virtual.

De manera lógica, todos eso adelantos se aplican en el mundo del diseño de interiores para lograr los mejores resultados sin la necesidad de contar con un espacio físico que recrear. Esto no solo minimiza los costes, también permite hacer cambios mucho antes de que se haya invertido en todo el mobiliario y decoración.

La tecnología, capaz de recrear todo tipo de situaciones y escenas, como bien podemos comprobar en las películas de animación o aquellas que cuentan con impactantes efectos especiales, hace realidad lo inimaginable. Basta con ver los videojuegos actuales que, gozan de gran realismo en todos los aspectos y cuentan con excelentes diseños de interior, cuando procede.

Crear espacios, toda una experiencia

Asociar realidad virtual a ocio y consumo rápido es lo normal. Tenemos esa idea de que colocarse esas gafas, conlleva experimentar sensaciones únicas que nos trasladan a otras épocas, lugares, mundos imposibles en los que puedes esta dentro de una mazmorra, corriendo por las praderas o viviendo una terrorífica aventura en una casa encantada.

Si extrapolamos estas experiencias tan emocionantes, al diseño de interiores, encontramos la solución perfecta para recrear ambientes y experiencias controladas de tal manera que se puede dar a conocer el producto o el resultado final de manera más real.

Gracias a la realidad virtual, es posible trasladar a los clientes a los entornos que pretenden crear en sus viviendas, oficinas o negocios. Al utilizar un render dinámico, la imagen, deja de ser una imagen. El usuario o cliente, se encuentra dentro de la escena y puede moverse dentro de ella, con una calidad de textura tan extrema que permite comprobar el paso de las horas del día, la luminosidad y el acabado del proyecto en toda su envergadura.

Es sabido que, al diseñar un espacio, se cuenta con un número limitado de opciones en función del tiempo y el presupuesto. Si se cuenta con la capacidad de representación visual de cada una de las ideas que surjan en cuestión de minutos, las opciones a considerar, se multiplican y, de no quedar satisfecho con el resultado, tan solo hay que hacer los cambios pertinentes.

Una de las principales ventajas, según los profesionales que utilizan la realidad virtual para la creación de sus diseños, es la posibilidad de que una empresa o cliente que se encuentra a miles de kilómetros, puede mostrar el resultado final sin la necesidad de tener que desplazarse o el cliente, utilice su imaginación.

Por otro, lado, esta posibilidad mejora la colaboración entre empresas que pueden trabajar en el desarrollo y creación de un mismo entorno, combinando sus propuestas y obteniendo como resultado un espacio completo y unificado.

Sin embargo, la realidad virtual no esta exenta de retos. Uno de los cuales es la creación de un catálogo en tres dimensiones de productos. Ya no es suficiente contar con un buen catálogo de fotos, sea impreso o digital. Lo primordial en este momento, es que todos los productos se encuentren disponibles en tres dimensiones, con sus medidas correctas y los materiales con los que se fabrican. De esta manera, a la hora de crear un espacio mediante realidad virtual, tan solo habrá que colocar los productos en el espacio sin la necesidad de crearlos desde cero o tener que montar un espacio físico.

A modo de conclusión, para el sector del diseño de interiores, disponer de la herramienta adecuada es fundamental. Con la llegada de la realidad virtual y sus aplicaciones, la tarea del diseñador se convierte en algo más simple, más frugal y con un resultado mas impactante e impresionante.

En resumidas cuentas, un programa de diseño de interiores, es una herramienta digital que permite organizar y decorar cualquier tipo de espacio, con la particularidad de obtener una visualización en dos o tres dimensiones. Los programes, facilitan la creación, organización, remodelación y decoración de los ambientes. Disponen de una infinidad de recursos concebidos para crear un espacio creado a gusto del cliente y obtener un resultado final, satisfactoria.

Con el paso de los años y los avances experimentados, el uso de programes de diseño, se ha hecho más que común en lo referente al diseño de casas y reformas, así como para la planificación de dichos proyectos por parte de los mismos propietarios.

Hoy en día, gracias a este tipo de programas, prácticamente cualquiera, puede desarrollar su proyecto de decoración y dotarlo de ese realismo necesario. Como juguete, puede resultar muy entretenido, aunque siempre será mejor que sea un profesional el que se encargue de ejecutar el proyecto.

Una buena opción es utilizar un programa para plasmar las ideas y entregárselas al diseñador para que haga su magia y, valiéndose de esa impresionante tecnología virtual, haga realidad ese proyecto (aunque sea virtual) y puedas comprobar como tu ingenio, cobra vida y puedes adentrarte en los espacios creados por tu mente.

Como fuere, el uso de la tecnología virtual en el campo del diseño de interiores, es todo un logro que, a buen seguro llegará muy lejos.

Más para explorar

El uso de la sal en las piscinas

En el momento en el que cualquier persona decida instalar un clorador salino en la piscina de su vivienda tiene que preocuparse por ver el modelo que le pueda interesar más con respecto a las características de la piscina. Es