El suministro de electricidad mejora en España gracias a la tecnología

Compartir esta publicacion

Cuando hablamos de calidad de vida, normalmente tendemos a hacerlo de dinero, de la comodidad de nuestro trabajo, de la ciudad en la que nos encontramos viviendo… y se nos pueden olvidar algunas cosas que también tienen una influencia bastante grande en el hecho de sentirnos bien con la vida que vivimos. Hablamos, entre otras cosas, de tener un acceso rápido y fiable a suministros como lo son el agua, el gas, la electricidad… Por mucho dinero que tengamos y por muy bueno que sea nuestro trabajo, si no tenemos acceso a esos suministros, la calidad de nuestra vida se reduce de una manera más que considerable.

En los párrafos que siguen, vamos a comentar determinados aspectos ligados a un suministro como lo es el de la electricidad. Sin duda, hablamos de algo que es básico para todo. Sin electricidad, no hay manera de que podamos tener una vida digna. Ni siquiera tendríamos la posibilidad de acceder a Internet y las redes sociales, con lo relevante que es eso a día de hoy para cualquier tipo de persona. Está claro que tendremos muchos problemas si, por las razones que sean, nos encontramos con problemas a la hora de acceder a un servicio tan básico como del que estamos hablando.

Por suerte, vivimos en un continente que se ha tomado en serio asuntos como de los que estamos hablando. Según una información proporcionada por El Periódico de la Energía, en Europa hay más de 400.000 kilómetros de red eléctrica, lo cual garantiza que buena parte de la población de nuestro continente tiene acceso a un suministro como este. Es cierto, no obstante, que hay zonas que tienen una red menos numerosa en cuanto a extensión. Si nos detenemos a mirar el mapa en la zona de España, podemos ver que varias zonas de Andalucía y la provincia de Soria se encuentran menos pobladas en lo que a red eléctrica se refiere.

En los últimos años, y en especial gracias a la tecnología, el suministro de electricidad se ha desarrollado en un país como lo es el nuestro. El número de subestaciones eléctricas, según nos han indicado desde Pasero, se sigue viendo acrecentado y esto genera el contexto necesario para hablar de una mejoría en la calidad de vida de la gente. Cada vez hay menos zonas con problemas en sus redes eléctricas y lo cierto es que esta es una cuestión básica para que todo el mundo, con independencia de la zona en la que resida, tenga acceso a una electricidad que hace falta casi para cualquier acción cotidiana que se nos ocurra.

Un crecimiento que también es evidente en el resto de la Unión Europea

En todos los países que componen la Unión Europea se están experimentando avances como de los que hemos estado hablando en el caso de España. El organismo supranacional está realizando fuertes inversiones en este sentido, proporcionando a cada país el importe suficiente como para que su acceso a la energía esté garantizado en cualquier ciudad o pueblo. Desde luego, este es uno de los motivos por los que fue fundada una entidad como la Unión Europea.

Es evidente que hay que seguir trabajando en este sentido… y que así se está haciendo tanto en el interior de nuestras fronteras como más allá de ellas. Tenemos un gran volumen de cosas que realizar en este sentido porque no solo hay que seguir promoviendo la apertura de subestaciones eléctricas, sino que también resulta idóneo que se renueven las que ya existen y que se han podido quedar anticuadas ya sea por la naturaleza de sus instalaciones o por la tecnología que contienen.

Una cuestión básica para garantizar el desarrollo económico

Que una zona disponga de un buen acceso a la electricidad es básico para que existan opciones de garantizar un cierto desarrollo económico en la zona. Las empresas necesitan tener garantizados unos determinados suministros para que su actividad sea rentable. De lo contrario, está claro que no van a querer instalarse allí. Por tanto, la electricidad es sinónima de avances económicos, no solo relativos a la calidad de vida, sino también de la economía de un determinado lugar.

Es importante que se tenga en cuenta este aspecto para desarrollar algunos países que se encuentran en vías de hacerlo. En África o Asia es especialmente relevante este tema porque la pobreza se ha adueñado de las vidas de su gente y, si no existen opciones de que lleguen empresas nuevas, la situación no va a cambiar. Si se dispone de la posibilidad de contar con electricidad, es mucho más fácil que una zona empiece a trabajar en la mejoría económica y social. Así es como se empieza a construir el bienestar. Si, por el contrario, hay una ausencia de electricidad, los problemas serán parte de nuestro día a día.

 

Más para explorar

Consejos para volver a estudiar después de muchos años

Suele ser cada vez más normal que haya personas que retoman los estudios pasados muchos años. Una buena parte, lo que desean es tener conocimientos nuevos e ir adquiriendo nuevas habilidades. Los nuevos tiempos digitales, han provocado que los trabajadores