Aumenta la demanda de copas de gin tonic en la hostelería española

Aumenta la demanda de copas de gin tonic en la hostelería española

Salir de casa y entrar en los bares es algo que podríamos considerar como habitual en un país como lo es el nuestro. Por algo será que España tiene el mayor número de bares por habitante de todo el mundo y que el número de estos establecimientos sea más grande aquí que en todo Estados Unidos, incluso cuando el territorio del gigante americano es más de diez veces el nuestro y su población también. Hay que reconocerlo: aquí no podemos vivir sin los bares. Sería imposible imaginarnos una vida sin que estuvieran presentes en nuestras calles y plazas.

Lo hacemos con el firme objetivo de pasarlo bien y de disfrutar de nuestros momentos de ocio con los nuestros: familia, amigos, pareja o compañeros de trabajo. El caso es que el bar es el lugar perfecto para ello porque, además, nos permite socializar con otras personas de nuestro entorno. Y eso es siempre necesario para nuestra salud mental. Olvidarse de las largas horas de trabajo y de los problemas está claro que es imprescindible y, desde luego, el bar es un lugar ideal para ello. Así es como lo piensa la mayoría de los españoles y españolas.

Pero, ¿qué nos gusta tanto de los bares como para querer pasar en ellos nuestros momentos libres? Además de la posibilidad de socializarnos con los demás, de la que ya os hemos hablado, hay otras cosas que resultan muy interesantes. Existen muchas bebidas capaces de llamar la atención de la clientela y capaces también de hacer que esa clientela vuelva al bar en el que las ha probado. Una de esas bebidas, que es una de las que más se ha puesto de moda en los últimos tiempos, es el gin tonic. Seguro que, en vuestra familia o grupo de amigos, hay alguien a quien le encanta esta bebida.

Una noticia publicada en la página web de La Vanguardia se preguntaba qué bebidas alcohólicas suelen beber los españoles cuando salen de casa. En esa noticia se destaca el gin tonic, que, según se apunta, es una bebida preferida sobre todo en lo que respecta al área mediterránea. Pero lo cierto es que quien escribe estas líneas también ha visto mucho gin tonic en lugares como Madrid, Sevilla o Bilbao. Y es que podemos decir que su consumo está bastante generalizado en el interior de nuestras fronteras.

Continuamos con el gin tonic en el diario La Vanguardia. Otra de las noticias de su web indicaba que quien consume esta bebida es más atractivo. Y lo dice teniendo en cuenta lo que apunta un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Bangor y el King’s College de Londres, dos instituciones reconocidas y que, desde luego, dejan claro que una bebida como lo es el gin tonic tiene algo especial que jamás podrían tener la cerveza o el vino. Y es por eso por lo que sigue creciendo el número de adeptos a una bebida como lo es la que os venimos comentando.

Una de las características que hacen especial a una bebida como el gin tonic es que se hacen copas especialmente para su consumo, copas que deben destacar por su capacidad (que ha de ser generosa, como no podía ser de otra manera) y su resistencia. Los profesionales de Giona Premium Glass, especializados en lo que tiene que ver con este asunto, nos han comentado que la demanda de estas copas por parte de los bares y restaurantes españoles ha crecido de una manera importante, lo que nos hace pensar que el gin tonic goza de una buena salud y un buen futuro en un país como el nuestro.

Para hombres y para mujeres

Una de las claves que está contribuyendo a que esta bebida goce de una buena salud es que ha sido capaz de llamar la atención de mujeres y de hombres. No existe un prototipo definido en cuanto a sexo en lo que respecta al consumo de gin tonic. Sí que es cierto que, en cuanto a edad, la media es algo más elevada que otra bebida como lo pueda ser el ron. La verdad es que, sea como sea, el caso es que el gin tonic ha venido para quedarse.

La hostelería española es una de las mejores del mundo y a nadie le cabe la menor duda de que así va a seguir siendo de cara a los próximos años y décadas. Y lo es por múltiples motivos: la calidad de la gastronomía de este país, la apuesta por buenas marcas en lo que a bebida se refiere y detalles simples como disponer de copas de gin tonic a la hora de servir un producto como este. Ese detalle tan simple puede fidelizar a parte de nuestra clientela. Y eso, a fin de cuentas, implicará una mejora en la salud de nuestra hostelería.

Deja una respuesta