¿Me puedo fiar de un motor reconstruido para mi coche?

¿Me puedo fiar de un motor reconstruido para mi coche?

Comprarte un coche nuevo puede tener una serie de riesgos de los que tienes que ser consciente. En primer lugar, y en esto estamos todos de acuerdo, se trata de un bien que nada más que lo compras, ya está perdiendo valor. Es decir, desde que das el OK de la operación bancaria, comienza a disminuir su precio, es decir, se desprecia. Y no te puedes hacer una idea de cuánto. Es muy curioso, a nadie se le ocurre que cuando compra un coche lo puede vender por más de lo que le costó. Por el contrario, si ocurre así con un piso. Me gustaría que alguien me dijera la razón.

Pues bien, siendo conscientes de este riesgo, le sumamos otro. Y es que un coche en cualquier momento puede sufrir un accidente y romperse una pieza. Y esas piezas pueden ser de poco valor, o por el contrario, serlo de mucho. Y aunque nos cueste reconocerlo, un buen día nuestro motor puede decir ‘hasta luego’, puede decir ‘hasta aquí he llegado’. Y en ese momento, ¿qué haces?

Las dudas para gente que no es muy ducha en este campo, pues es la de siempre, comprarte otro coche. Ya que el motor de un automóvil es como si fuera el corazón de un humano. Pues bien, al igual que existen los trasplantes, también te queremos decir que existe el trasplante de motores para los coches. ¿Cómo¿ ¿son de fiar? Pues vamos a aprovechar para hacer todas estas preguntas a Reconstruidos Mober, que son especialistas en ello. Quizás podamos decir adiós a un problema económico muy gordo.

Los motores reconstruidos son motores dañados que luego son recuperados por especialistas profesionales a través de una serie de procesos mecánicos con tecnología de vanguardia. Primero son sometidos a un análisis para valorar cuáles son los fallos que tiene el motor y qué piezas nuevas necesita. “Lo que se busca al momento de reconstruir un motor, es la optimización de su funcionalidad y su estética de origen para dejarlo como nuevo”, nos explican desde el propio taller. Generalmente, cuando los clientes detectan una avería en el motor, una de las primeras ideas que se plantean es deshacerse del vehículo y comprar uno nuevo, esta opción es válida, pero no la única disponible. Aunque es cierto que muchos no se atreven a cambiar todo un motor. Una buena opción es apostar por un motor reconstruido, ya que es una gran idea que alarga los años de vida útil de tu vehículo y lo mejor, garantizados, seguros y a los mejores precios.

Beneficios

Un motor reconstruido pasa por manos de especialistas profesionales del motor y también es sometido a los controles de calidad y seguridad necesarios para garantizar su óptimo funcionamiento.

Las piezas que integran un motor reconstruido son de alta calidad, de marcas reconocidas y se elaboran con recambios de primer equipo.

El motor reconstruido puede mejorar al motor original, ya que pueden corregirse errores que tenía el motor en su estado original y hacen que el motor reconstruido sea aún más eficiente y seguro.

Hay que olvidarse de los mitos, son motores seguros y eficientes, por eso entregamos un motor reconstruido con respaldo de garantía.

Actualmente un motor reconstruido está integrado y funciona con menos componentes dañinos y contaminantes al medio ambiente, siendo así, apostamos por un motor más verde y más recomendable.

Los precios son más económicos. Sin duda, los precios de los motores reconstruidos pueden variar, obviamente hay un cambio significativo en el precio de uno original a uno reconstruido y significa un gran ahorro. Es una de las principales ventajas por las que los usuarios optan por esta decisión.

El área de motores reconstruidos también contribuye al ahorro tremendo en energía y contaminación que se produce naturalmente en el proceso de desecho de motores, también contribuye en que otros procesos contaminantes no sucedan.

¿Qué te parecen estas ventajas? La verdad es que mucha gente desconoce esta técnica porque es cierto que no es fácil. Se tiene que realizar por auténticos profesionales del sector de la mecánica, que dominen algo tan especializado. Es como si cualquier médico valiera para ser cirujano, y está demostrado que no, ahora mismo solo los grandes profesionales pueden hacer esto.

Así pues, la próxima vez que tengas que decidir entre un coche nuevo o un motor reconstruido, tienes que acordarte de lo que te hemos contado hoy. Es cierto que son cada vez más los que no pasan por el trago de tener que comprarse un coche nuevo.

Deja una respuesta