Rinoplastia: todo lo que hay que saber sobre la operación de la nariz

Rinoplastia: todo lo que hay que saber sobre la operación de la nariz

La nariz es una de las zonas del cuerpo que más complejos provoca en la sociedad actual debido a sus diferentes tamaños y formas. Por eso, son muchas las personas que acuden a las salas de espera estética para recurrir a la rinoplastia, como la mejor opción para hacer desaparecer cualquier desperfecto.

La rinoplastia te permite remodelar por completo el aspecto de tu nariz y disfrutar de una mejor estética, llegando a modificar por completo tu rostro. Además, que también tiene un efecto en tu salud al ser capaz de acabar con aquellos posibles problemas respiratorios.

Nuestros amigos de la Clínica de Medicina Estética Dra. Rosa Bonal nos cuentan todo sobre esta intervención estética.

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia se trata de una intervención con dos objetivos fundamentales: Conseguir una correcta respiración y una nariz estéticamente armónica con respecto a la cara.

Así, esta cirugía permite realizar importantes cambios en tu rostro y remodelar por completo tu perfil, dejando a un lado aquellos complejos que no te han permitido sentirte a gusto hasta el momento.

Esta operación permite reducir o aumentar el tamaño de la nariz a tu gusto, modificar la forma tanto de la punta como del dorso, acabar con las diferentes dificultades que puedas tener a la hora de respirar o solucionar la desviación del tabique nasal, entre otras.

Aunque la misma suele variar en función de cada caso, por lo general tiene una duración de entre una y dos horas. En cualquier caso, el especialista hace una estimación aproximada sobre la duración de la operación y te informa sobre todo lo que necesites saber antes de  comenzar.

Es cierto que se trata de una intervención muy sencilla, con anestesia local o general en función de cada caso y que hoy en día es la más demandada para poner solución a los diferentes problemas estéticos o a cualquier malformación que pueda afectar a la función respiratoria (desviaciones tal tabique nasal, factores genéticos, traumatismos, etc.)

¿Quiénes pueden realizarse una rinoplastia?

  • Todas aquellas personas que presenten una insuficiencia respiratoria nasal, ya sea por tener el tabique nasal desviado o una rinitis alérgica perenne
  • Todas las personas que quieran modificar la estética de su nariz

¿Qué tipos de cirugía existen?

La indicación del abordaje dependerá de las características de la nariz a corregir y del criterio del especialista, quien podrá elegir una de las siguientes opciones:

  • Rinoplastia cerrada

La rinoplastia cerrada, a día de hoy, se muestra como la intervención más demandada y que más se lleva a cabo, gracias a los buenos resultados que ofrece sin necesidad de abrir la nariz en ningún momento. De esta forma, se garantiza que no quede ningún tipo de cicatriz en el exterior.

Se lleva a cabo directamente a través de los orificios de la nariz, a través de los que el cirujano manipula los diferentes huesos y cartílagos de la nariz hasta conseguir el aspecto deseado por el paciente, sin dejar huella de ningún tipo de intervención.

  • Rinoplastia abierta 

Hay ocasiones en las que no se puede realizar la rinoplastia cerrada y hay que recurrir a esta opción. La rinoplastia abierta implica una pequeña incisión en la piel que hay entre la punta y la base de la nariz, con el objetivo de conseguir separarla de la estructura ósea y que el cirujano pueda hacer los cambios necesarios.

Luego, para terminar, se hace una pequeña sutura que apenas es perceptible y que pasa totalmente desapercibida.

  • Rinoseptoplastia o septorrinoplastia

La rinoseptoplastia o la septorrinoplastia es la cirugía de nariz que se lleva a cabo para corregir las desviaciones en el tabique nasal y solucionar aquellos posibles problemas respiratorios, mejorando además la estética del rostro y que se puede realizar mediante la técnica abierta o cerrada.

  • Sobre la rinoplastia sin cirugía

Mucho es lo que se dice sobre la rinoplastia sin cirugía, que aunque es cierto que existe, tenemos que advertirte que los resultados son muy poco visibles y prácticamente inexistentes, por lo que las opciones tradicionales siguen siendo la mejor decisión.

Duración de una intervención de rinoplastia

Como dijimos anteriormente, aunque el tiempo puede variar de acuerdo a cada caso en particular, por lo general la duración de la intervención es entre una hora y media y dos horas y media, dependiendo de que se realicen cirugía funcional y estética al mismo tiempo o solo estética y de que se realice la operación mediante una técnica cerrada o abierta.

Se hace siempre bajo anestesia general y la verdad es que no existe una época del año más adecuada para realizarla, por lo que se puede elegir cualquier momento para operarse.

Cuidados tras la rinoplastia

Al realizar esta cirugía es necesario dejar un taponamiento nasal puesto durante tres o cuatro días, lo que impide al paciente respirar por la nariz y le causa ciertas molestias. Por lo cual, es importante que, tras la cirugía, se sigan los siguientes consejos:

  • Aplicarse hielo unos días tras la intervención.
  • Tras la retirada del taponamiento, establecer una buena higiene nasal con lavados nasales
  • En los casos de cirugía estética se deja una férula o sistema de contención nasal para evitar que la nariz se movilice en el postoperatorio inmediato y la cual, suele retirarse pasada una semana de la cirugía.
  • En caso intervención estética, hay que protegerse del sol durante un mínimo de 3 meses para evitar que queden marcas en la piel, al igual que se debe evitar el uso de gafas.

Tiempo de recuperación de la rinoplastia

El tiempo de recuperación dependerá de cada caso:

  • En los casos de cirugía funcional se requiere una baja laboral de aproximadamente 7 días.
  • Si se trata de una cirugía funcional y estética el tiempo de la baja suele extenderse a 15 días.
  • Si se practica deporte hay que esperar 15 días para retomar la actividad física en el caso de que la intervención sea funcional, y 30 días en el caso de que se trate de una cirugía estética

Riesgos

Al igual que cualquier cirugía importante, la rinoplastia conlleva ciertos riesgos tales como:

  • Sangrado
  • Infección
  • Reacción adversa a la anestesia

Además de otros posibles riesgos específicos de la rinoplastia como:

  • Dificultad para respirar por la nariz;
  • Entumecimiento permanente dentro de la nariz o alrededor
  • Posibilidad de que la nariz tenga un aspecto asimétrico
  • Dolor, manchas o hinchazón que pueden persistir
  • Cicatrices.
  • Perforación del tabique
  • Necesidad de cirugía adicional

Rinoplastia en España, ¿cuánto cuesta?

La rinoplastia es una intervención muy popular en todas partes del mundo, sin embargo, en España podemos presumir de contar con algunos de los especialistas más reputados, siendo uno de los países en los que mayor número de cirugías estéticas de nariz se realizan cada año.

En cuanto al costo de la intervención, es muy difícil hacer una estimación previa, ya que esto depende de la clínica, del tratamiento y del diagnóstico realizado por el especialista.

El precio en ocasiones puede tener una ligera variación en función de acudir a una franquicia o a un determinado doctor, sobre todo si hablamos de centros reconocidos y especialistas con gran experiencia, especializados en este tratamiento y con muchísimas operaciones realizadas. Sin embargo, se trata de nuestra salud y nuestra apariencia, por lo que la inversión siempre valdrá la pena, más si puede garantizarnos los resultados deseados.

Preguntas frecuentes sobre la rinoplastia

A continuación, los expertos aclaran algunas de las dudas más comunes que tienen los pacientes antes de someterse a esta operación:

¿La rinoplastia es dolorosa?

No lo es para la mayoría de las personas. De hecho, la mayoría de las personas califica su dolor con un puntaje entre 0 y 4 sobre 10.

¿Durante cuánto tiempo tendré hematomas?

Los hematomas son poco frecuentes. Si te aparecen algunos hematomas pequeños, generalmente duran alrededor de una semana.

¿La rinoplastia es una operación simple?

La rinoplastia es una operación desafiante debido a que la nariz es una forma tridimensional complicada que se encuentra en el medio del rostro. Po lo que los cambios que se realizan durante una rinoplastia, aunque son muy pequeños, pueden afectar el aspecto de la nariz y su funcionamiento en forma significativa, reduciendo al mínimo el margen de error.

¿Necesito permanecer en hospital después de la intervención?

Casi todas las personas que se someten a una rinoplastia pueden irse del hospital en forma segura el mismo día después de la cirugía. Solo en algunos casos se pide que la persona permanezca en el hospital por una noche, por ejemplo en el caso de sentir muchas náuseas o que  otros problemas médicos necesiten estar bajo supervisión.

¿En qué se diferencian la rinoplastia de la septoplastia?

La rinoplastia es una cirugía para cambiar la forma de la nariz. Como la respiración y la forma de la nariz están relacionadas, a veces la rinoplastia se realiza no solo para cambiar la manera en la que se ve la nariz, sino también para mejorar la respiración nasal.

Por su parte, la septoplastia es una cirugía para mejorar la respiración mediante el enderezamiento de la pared interna de la nariz que divide los pasajes nasales en los lados derecho e izquierdo (tabique nasal). Solo si el tabique está torcido, pudiendo dificultar la respiración por la nariz, es cuando la septoplastia suele combinarse con la rinoplastia.

Deja una respuesta