Casas prefabricadas

Casas prefabricadas

Los precios de las casas prefabricadas dependen mucho de las clases de materiales, los diseños o incluso dónde estén ubicadas. En este sentido, las casas pueden denominarse de muy diversas formas, desde casas prefabricadas a viviendas que se construyen en fábrica, casas modulares y demás.

Hay un léxico bastante importante en esta clase de construcciones y que está en auge por el importante protagonismo que tiene el mercado de la vivienda. De las ventajas más importantes que conviene reseñar está el precio, que es bastante inferior al de las construcciones tradicionales y que no sufre sobrecostes.

¿Cuál es el precio de una casa prefabricada?

No existe una respuesta que podamos decir como única. El precio es bastante relativo y dependerá de los materiales, situación o del diseño, entre otras muchas características. En las casas prefabricadas, lo mismo que en las llamadas tradicionales, debemos tener en cuenta que lo más visible es el material que se usa y también los acabados.

El precio lo marca lo que es la calidad en cuanto a la construcción, algo que no tiene que estar correlacionado de manera directa con el sistema que se usa. Hay personas que piensan que las casas que se realizan por módulos o prefabricadas son más económicas que las tradicionales, pero lo cierto es que no siempre va a ser así, depende de muchos factores.

¿No son más baratas?

Al igual que sucede con las construcciones más tradicionales y cualquier clase de bien, es posible gastarse, desde unos pocos miles a millones, todo depende de lo que desees, puesto que se puede personalizar la casa a nuestro gusto y también añadir los extras que queramos.

Las casas, con independencia del sistema constructivo que tengan, van a tener un precio que dependerá de la calidad y de las terminaciones que tengan. Debemos saber que entre las principales ventajas que tiene la construcción industrial son los tiempos para las ejecuciones, un apartado donde sinceramente la construcción más tradicional no va a tener nada que hacer, puesto que en este tipo de construcción industrializada, se estandarizan los procesos y se fabrican en un entorno controlado donde habrá menos variables, obteniendo plazos más reducidos de los tradicionales, al ahorrar en costes indirectos.

Ventajas

Además de que en algunos casos pueden ser más baratas y se fabrican más rápido, hay otro tipo de ventajas que queremos contarte:

Inmuebles personalizados

En nuestro país no hay un único sistema para construir casas prefabricadas, por lo que la mayor ventaja es la personalización final que se puede hacer. Muchas de las empresas tienen un sistema de fabricación estandarizado que deja gran libertad al cliente para la elección de los acabados.

Eficiencia energética

Este tipo de viviendas prefabricadas tienen un menor consumo de energía frente a los inmuebles tradicionales. La instalación además, como procede de fábrica es siempre más segura y permite un mayor ahorro en cuando a consumo energético.

Respeto por el medio ambiente

Este tipo de casas prefabricadas, además respetan el medio ambiente, pues se minimizan los residuos generados en las obras y ofrecen soluciones mucho más modernas.

Inconvenientes de las viviendas prefabricadas

Rechazo cultural

Los usuarios suelen pensar que es mejor una construcción contundente, que dure y tenga un reducido mantenimiento y garantías. Esto hace que no se confíe más en ellas por desconocimiento, más que por otra cosa.

Mantenimiento

Este mercado es homogéneo y dependiendo de los materiales usados es de un importe y otro. Las de madera por ejemplo necesitan más mantenimiento que las metálicas y estás más que las de hormigón, que como nos comentan los expertos en este material de Eiros, cada vez es más utilizado por su practicidad y ese menor mantenimiento

Ubicación

Es una de las claves principales y responsable de que encarezca el precio final. Todo se debe a que los espacios situados en los terrenos urbanos tienen un valor más alto que hace que encarezcan las viviendas prefabricadas.

Las parcelas en suelo rústico tienen un menor valor de tasación, pero hay otros costes para la clientela, como que sean respetuosas con la naturaleza y se construyan en armonía con el entorno.

Todo esto hace que tengamos que medir muy bien el gasto que queremos hacer en la parcela y valorar el global de la inversión que hacemos para no terminar haciendo viviendas de calidad recudida.

Seguro que después de estas líneas ya tienes más claro en qué debes de fijarte a la hora de abordar la compra de una casa prefabricada, ¿no?

Deja una respuesta