Apostar por nuestra imagen personal es algo común en la sociedad actual

Compartir esta publicacion

La belleza o la estética son aspectos que la gente considera claves en su vida diaria y, quien diga que no es así, miente. La imagen física de una persona tiene más importancia que en ningún otro momento de la historia reciente y, como es lógico, todo el mundo quiere dar la talla en este sentido. Cuidar nuestro cuerpo para potenciar esa imagen es concebido como un deporte nacional y no cabe la menor duda de que buena parte del éxito que podamos tener o dejar de tener en la vida depende en buena medida de este asunto. Es algo con lo que estamos aprendiendo a convivir.

Somos perfectamente conscientes de lo que hemos indicado en ese primer párrafo. La apuesta por la belleza y por la estética no es algo que haya ido conquistando poco a poco nuestra sociedad sin que fuéramos conscientes de ello. Para nada. En cuanto empezaron a utilizarse en masa las redes sociales ya sabíamos que esto iba a pasar. Y la sociedad ha asumido ese reto, adaptándose a todos y cada uno de sus requerimientos. Así las cosas, ahora la apuesta por sentirnos guapos y guapas y por disponer de un cuerpo lo más cuidado posible es más grande que en ningún otro momento anterior.

Vamos a hablar, a continuación, de algunos de los datos que nos está dejando esa apuesta por la belleza en España para demostrar que lo que venimos destacando es tan real como la vida misma. El primero de ellos fue publicado en la página web Infosalus y destacaba que, a lo largo del año 2021, se habían realizado en España un total de 900.000 tratamientos estéticos. Dice la noticia que el 72% de ellos fueron tratamientos de estética facial, mientras que el 22% tenía que ver con la estética corporal. El 6% restante se corresponde con el proceso llamado “hair removal”. Como veis, la gente está pendiente de varios aspectos clave en lo que tiene que ver con su belleza.

En otra información, en este caso publicada en la página web del diario La Razón en 2022, se establecía que el 40% de la población española se había sometido a algún tratamiento estético a lo largo de su vida. La tendencia, además, está al alza puesto que antes de la pandemia ese porcentaje era del 36%. Y ojo, porque la previsión apunta a que ese crecimiento se va a incrementar todavía más de cara a los años que están por venir. Estamos a la espera de que se oficialicen los datos del 2023, que seguro que van a acentuar ese crecimiento del que venimos hablando.

La apuesta por la imagen personal es algo en lo que muchas personas están trabajando en los últimos tiempos con el fin, principalmente, de sentirse mejor consigo mismas. Así nos lo han indicado desde Estética Versátil, un centro de estética en Logroño especializado en tratamientos corporales. Sus profesionales están al tanto de los motivos por los cuales el conjunto de su clientela ha decidido someterse a algún tipo de tratamiento corporal y la intención de verse más joven y con un cuerpo más cuidado es siempre la necesidad principal de la gente. No es para menos. La autoestima de cada cual puede depender perfectamente de eso.

Todo el mundo es plenamente consciente de que el binomio cuerpo-cara tiene una relevancia muy grande en muchos campos de la vida. Sin duda, estamos hablando de un elemento de la máxima importancia a la hora de conseguir una imagen cuidada de cara a encontrar un puesto de trabajo. Hay empleos, especialmente los que exigen un contacto directo con el cliente, en los que es vital contar con una buena presencia. Por otro lado, también es elemental todo lo que tenga que ver con la estética si estamos interesados o interesadas en encontrar pareja. Mentiríamos si dijéramos que la gente se fija en el interior hoy en día por delante de lo físico. Podríamos decir, en este sentido, que conseguir captar la atención de primeras depende de lo físico. Luego, para consolidar la relación o ir realmente en serio, ya se valorarán otras cosas. Pero sin atracción física, es casi imposible lograr nuestro objetivo.

Todos esos cuidados estéticos de los que estamos hablando están empezando a ser habituales no solo en un país como el nuestro, sino en buena parte de la Tierra. En Estados Unidos ya son bastante habituales, al igual que en Sudamérica. Los europeos y europeas también nos hemos adaptado a esta nueva realidad que nos rodea y, de Asia, destacan especialmente los casos de Japón, China, Corea del Sur o Tailandia. Y el margen de crecimiento todavía es bastante considerable en muchas zonas del mundo. Como veis, el deseo de mejorar en algún aspecto nuestro cuerpo es universal y nadie quiere quedarse al margen de una oportunidad como de la que estamos hablando.

¿Qué más nos preocupa de nuestro cuerpo? 

Son muchas las cosas que pueden llegar a preocuparnos de nuestro cuerpo. A continuación, desgranamos algunas:

  • El peso. Podríamos decir que, al margen de los signos de la edad, es la que más nos preocupa. Los españoles solemos tener problemas de sobrepeso porque no tenemos la alimentación deseable y porque la vida que tenemos es completamente sedentaria en muchos casos.
  • El pelo. En el caso de los hombres, la caída de cabello es algo que no termina de llevarse bien. En el de las mujeres, preocupan más aspectos como la aparición de canas.
  • Las arrugas. Es uno de los más evidentes signos de la edad, los cuales queremos prevenir a toda costa. Las arrugas molestan con independencia de la zona del cuerpo en la que aparezcan, aunque es cierto que en la cara todavía son más molestas todavía.

Como veis, hay que estar pendientes de bastantes cosas si lo que queremos es cuidar al máximo de nuestro cuerpo. Para algunas cosas, lo mejor es disponer de una dieta sana y equilibrada, además de hacer deporte (eso nos va a ayudar sobre todo con lo que tiene que ver con el peso). En otros casos, algún tratamiento estético nos va a venir de perlas. Todo depende del tipo de problema que queramos resolver y del grado de rapidez con el que lo queramos acometer. Como es lógico, todo el mundo tiene un caso muy personal y querrá acometer su cambio de una manera determinada.

En los últimos años, se viene identificando un crecimiento en lo que tiene que ver con la cantidad de personas que desean cuidar de su cuerpo y conservarlo en el mejor estado posible. Empezamos a ser conscientes de todo lo que ello supone y las ventajas que van asociadas a esto, que no son pocas y que desde luego proporcionan una mejor salud por un lado y una mejor imagen por el otro. Y es que cuidarnos solo va a implicar mejoras en nuestra vida, es un “win win” de manual. Por tanto, continuar con esta mentalidad es algo que debemos promover y que estamos seguros de que vamos a hacer posible.

Cuestión de confianza en uno o una misma 

Son muchas las cosas que pueden hacer que confiemos en nosotros y nosotras mismas. Hay una serie de factores que cada persona considerará básicos para ello y que no tienen que coincidir con los de cualquier otra. No obstante, también es cierto que muchos expertos han manifestado que una de las principales cuestiones que nos permite coger cierta confianza, en líneas generales, es vernos bien, comprobar que nuestro cuerpo sigue siendo bonito y que la salud de la que disponemos se corresponde con eso. Con esos mimbres, está claro que podemos enfrentarnos a cualquier situación que nos depare la vida con muchas más garantías que si la situación nos deparara otra cosa.

Ese es el motivo por el que hay tanta gente interesada en todo lo que tiene que ver con el cuidado de su cuerpo. Y es que sabemos la influencia que eso va a deparar para su autoestima. En un momento en el que hay tantos problemas de índole mental, como la ansiedad, el estrés o la depresión, es importante saber que disponemos de una herramienta más, nuestro propio cuerpo, que puede ayudarnos a conseguir mejoras sustanciales en lo que tiene que ver con un estado mental que es muy importante para conseguir la vida que siempre hemos deseado y mantener a haya problemas de un calado tan importante como este.

Todo lo que pueda contribuir a la mejora de nuestro día a día debe ser tenido en cuenta por todos y cada uno de nosotros. Debemos ir construyendo poco a poco la vida que queremos para cumplir posteriormente todos los sueños que nos hemos imaginado. Conseguir que nuestro cuerpo responda a las expectativas que hemos depositado en él es una manera de empezar a colocar las piezas de nuestra vida del modo en el que nos interesa. Y esa siempre es una buena técnica para alcanzar la felicidad y para, sobre todo, no soltarla en ningún momento.

 

Más para explorar

Problemas con las ojeras

La imagen personal, en pleno siglo XXI, es una de las cuestiones que más tenemos que trabajar de nosotros y nosotras mismas para tratar de cumplir los objetivos que nos planteamos en nuestra vida. Es fundamental para encontrar trabajo, es