¿Agencia matrimonial o Tinder?

Compartir esta publicacion

Vivimos en la era de las prisas y en la era del miedo a estar solos. Esta unión explosiva consigue que, muchas veces sin meditarlo correctamente, nos introduzcamos en cierto tipo de plataformas para solucionarnos la vida. Y a veces puede salir bien… pero otras veces, sin lugar a dudas, puede costarnos muy, muy caro.

Por ello, es hora de hacer una clara distinción de lo que podría significar en nuestra vida acudir a una agencia matrimonial para encontrar el amor… o descargarnos esa aplicación de citas llamada Tinder que, actualmente, usan un alto porcentaje de personas en todo el mundo.

Hoy, desglosamos ambas cosas por ti.

Las agencias matrimoniales no son algo nuevo

Aunque pienses que es así, las agencias matrimoniales tienen su larga historia. La mayoría de las cosas que tenemos hoy día no nacen de la nada, son el resultado de un proceso evolutivo que viene de largas décadas (e incluso siglos) de historia.

Las agencias matrimoniales, en concreto, tienen una larga historia que se remonta a la antigua Grecia y Roma, donde los matrimonios arreglados eran realmente comunes. Las personas se casaban para heredar tierras, cargos o, incluso, poder. Por ello, que los matrimonios fueran totalmente concertados era algo muchísimo más habitual que los casamientos por amor.

Las agencias matrimoniales modernas surgieron a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, cuando los matrimonios dieron un vuelco totalmente prometedor, dejando atrás el convenio para dar un paso totalmente acertado hacia el amor.

En Europa, las agencias matrimoniales surgieron en la década de 1820 como una respuesta a los matrimonios arreglados y a la necesidad de que las personas pudieran elegir libremente a sus parejas. Estas primeras agencias matrimoniales solían ser muy caras y estaban destinadas a personas ricas y de alta sociedad, porque las bajas clases y medias no se lo podían permitir.

En Estados Unidos, las agencias matrimoniales comenzaron a surgir en la década de 1920, pero se convirtieron en un negocio próspero después de la Segunda Guerra Mundial, cuando muchos soldados regresaron a casa y buscaban pareja. Estas agencias matrimoniales a menudo eran pequeñas y locales, y se centraban en emparejar a personas en la misma área geográfica.

En la década de 1960, las agencias matrimoniales se hicieron todavía más populares gracias al surgimiento de los anuncios en periódicos y revistas, porque estos permitían que las personas pudiesen publicar sus perfiles personales para buscar potenciales parejas. También comenzaron a surgir agencias matrimoniales en línea a finales de la década de 1990, lo que permitió a las personas buscar parejas en todo el mundo.

Hoy en día, las agencias matrimoniales siguen existiendo, aunque su popularidad ha disminuido con el surgimiento de aplicaciones de citas en línea y redes sociales, ¡como Tinder!

Sin embargo, muchas personas, sobre todo las que no se fían de las aplicaciones, todavía siguen prefiriendo utilizar los servicios de una agencia matrimonial profesional para encontrar a una potencial pareja, ya que creen que puede ser una forma más segura y efectiva de encontrar una pareja a largo plazo.

¿Qué es una agencia matrimonial?

Antes que nada, es necesario definir lo que es una agencia matrimonial.

Una agencia matrimonial es una empresa profesional que proporciona servicios de intermediación para ayudar a las personas a encontrar pareja y formar relaciones serias y duraderas. Estas agencias suelen ofrecer una amplia variedad de servicios, como entrevistas personales, análisis de compatibilidad, búsqueda y selección de parejas potenciales, y organización de citas entre las personas interesadas.

Suelen tener una base de datos de solteros y solteras que buscan pareja, y utilizan diferentes criterios para hacer coincidir a las personas, como sus intereses, valores, personalidad y objetivos de vida. Además, algunas agencias también ofrecen servicios de coaching y asesoramiento para ayudar a las personas a mejorar su autoestima, habilidades de comunicación y afrontar posibles obstáculos en la relación.

Las características de una agencia matrimonial, según nos explican los expertos de Agencia Geminis, una agencia matrimonial que trabaja en toda la Comunidad Valenciana con más de cuarenta años de experiencia en el sector, pueden variar según la empresa y la región en la que se encuentre. Sin embargo, algunas de las características comunes que se pueden encontrar en una agencia matrimonial son:

  • Servicios de intermediación: Las agencias matrimoniales ofrecen servicios de intermediación para ayudar a las personas a encontrar pareja. Esto incluye la búsqueda y selección de parejas potenciales, la organización de citas y la evaluación de la compatibilidad entre los clientes.
  • Base de datos de solteros y solteras: La mayoría de las agencias matrimoniales tienen una base de datos de solteros y solteras que buscan pareja. Estos perfiles suelen incluir información personal, intereses y preferencias de relación.
  • Evaluación de la compatibilidad: Suelen utilizar diferentes criterios para evaluar la compatibilidad entre los clientes. Esto puede incluir la evaluación de la personalidad, los intereses, los valores y los objetivos de vida de los clientes.
  • Coaching y asesoramiento: Algunas agencias matrimoniales ofrecen servicios de coaching y asesoramiento para ayudar a los clientes a mejorar sus habilidades de comunicación, autoestima y afrontar posibles obstáculos en la relación.
  • Privacidad y confidencialidad: Las agencias matrimoniales suelen garantizar la privacidad y la confidencialidad de los clientes. Esto puede incluir la protección de la información personal y la privacidad en las citas.

¿Qué es Tinder?

En contraposición con las agencias matrimoniales, Tinder es una aplicación móvil de citas en línea que permite a las personas conectarse con otras personas cercanas geográficamente. La aplicación fue lanzada en 2012 y ha ganado popularidad en todo el mundo desde entonces.

Tinder utiliza la ubicación del dispositivo móvil del usuario para mostrar perfiles de otros usuarios que están cerca y que cumplen con los criterios de búsqueda establecidos por el usuario. Los criterios de búsqueda incluyen la edad, el género y las preferencias de relación.

Los usuarios pueden deslizar el dedo hacia la derecha en un perfil para indicar que están interesados en esa persona, o hacia la izquierda para descartar un perfil. Si dos usuarios indican interés mutuo, se produce una «coincidencia» y se les permite enviar mensajes entre sí a través de la aplicación. Es, literalmente, como un flechazo.

Tinder se ha convertido en una popular aplicación de citas en línea, especialmente entre los jóvenes. Aunque la aplicación se utiliza principalmente para buscar relaciones románticas, también se ha utilizado para buscar amistades y relaciones casuales.

Diferencias fundamentales entre una agencia matrimonial y una aplicación de citas

La principal diferencia entre una agencia matrimonial y una aplicación de citas es el enfoque y la forma en que ayudan a las personas a encontrar pareja.

Las agencias matrimoniales suelen ser empresas que proporcionan servicios de intermediación personalizados para ayudar a las personas a encontrar una pareja seria y duradera. Estos servicios suelen incluir una entrevista personal, evaluación de la compatibilidad, búsqueda y selección de parejas posibles, organización de citas y asesoramiento personalizado. Las agencias matrimoniales suelen ser más costosas que las aplicaciones de citas, pero también ofrecen un servicio más personalizado y enfocado en la búsqueda de relaciones a largo plazo.

Por otro lado, las aplicaciones de citas son plataformas en línea que permiten a los usuarios buscar y conectarse con otros usuarios cercanos que también están interesados ​​en conocer a alguien. Las aplicaciones de citas suelen ser menos costosas que las agencias matrimoniales y ofrecen una amplia variedad de opciones de búsqueda, como edad, género, preferencias de relación y ubicación. Sin embargo, las aplicaciones de citas suelen estar más enfocadas en la búsqueda de relaciones casuales o informales, aunque también pueden ser utilizadas para encontrar relaciones más serias.

Hay que tener cuidado con las citas a ciegas, aunque vengan de una aplicación

Las citas a ciegas pueden presentar riesgos realmente peligrosos, especialmente si no se toman las precauciones adecuadas.

  • Riesgo de seguridad: Al conocer a alguien por primera vez, es difícil saber si esa persona es segura o no. Puede haber riesgos de seguridad, como violencia o agresión física, especialmente si no se han tomado las precauciones adecuadas. Por lo tanto, te vamos a aconsejar que nunca acudas a una cita por primera vez solo. Ve acompañado siempre de una persona de confianza.
  • Desilusión y decepción: Las citas a ciegas pueden ser emocionantes porque se espera conocer a alguien nuevo y especial. Sin embargo, también pueden ser decepcionantes si no hay una conexión emocional o química.
  • Fraude o engaño: En algunos casos, las citas a ciegas pueden llegar a ser un intento de fraude o engaño. Puede haber personas que mienten sobre su identidad, estado civil, situación financiera u otros aspectos de sus vidas.
  • Presión social: Las citas a ciegas pueden llegar a ser realmente muy incómodas si se siente presión social para que funcione la relación o si no hay una conexión natural entre las personas.

Para Por lo tanto, toma precauciones. ¡Es muy sencillo!

reducir el riesgo de peligros asociados con las citas a ciegas, es importante tomar precauciones, como investigar la persona con la que se está encontrando en línea antes de reunirse con ella, elegir un lugar público y seguro para la reunión y compartir detalles del encuentro con un amigo o familiar de confianza. También es importante escuchar la intuición y no sentirse obligado a continuar con la cita si algo no se siente bien o seguro.

¡Mucha suerte!

Más para explorar